Tecnología y Educación LA MOTIVACIÓN Y PRÁCTICAS DE ESTUDIO - TecnoEducación

Header Ads

LA MOTIVACIÓN Y PRÁCTICAS DE ESTUDIO

CÓMO TENER MOTIVACIÓN PARA ESTUDIAR

Muchas personas suelen tener una falta de motivación para estudiar debido a diversas causas, que van desde aspectos emocionales, hasta físicos, psicológicos o incluso sociales.

No olvidemos que la motivación es muy importante en nuestra vida para realizar cualquier tipo de actividad y en el caso de los estudios esto no queda de lado.

 

Cómo tener motivación para estudiar

Por lo tanto, para poder estudiar bien y adquirir los conocimientos necesarios debemos estar motivados y concentrados durante un período de tiempo determinado.

Si eres de los que te preguntas cómo tener motivación para estudiar, para así alcanzar los objetivos propuestos, aquí te diremos todo lo que requieres saber.

 

La importancia de la motivación para estudiar

Como ya comentamos, la motivación es clave para llevar a cabo cualquier tipo de actividades o acciones de manera satisfactoria en nuestra vida cotidiana.

Normalmente, este tipo de motivación puede ser intrínseca (cuando hacemos las cosas por el solo placer de hacerlo o por costumbre), o extrínseca (cuando nos motivamos para la consecución de una recompensa externa o por necesidad).

Recordemos además que, en el caso de la motivación para estudiar, este se puede afectar por varias razones, incluyendo nuestro estado de ánimo, ciertas situaciones que vivimos a diario, falta de objetivos concretos, entre otras causas.

Por otro lado, para tener buenos hábitos de estudio, se requiere tener un punto de partida, una meta, una buena planificación y una metodología a seguir, para que podamos estudiar de la mejor forma y adquirir los conocimientos necesarios.

 

Recomendaciones sobre cómo tener motivación para estudiar

A continuación, te indicaremos una serie de recomendaciones para que puedas tener la motivación necesaria a la hora de estudiar.

 

De esta forma, tu sesión de estudio te resultará mucho más atractiva y emotiva, y seguro podrás alcanzar los objetivos que te plantees, mejorando tu rendimiento académico y los conocimientos adquiridos.

 


Planifica muy bien tu sesión de estudio


Es clave iniciar haciendo una planificación de tu sesión de estudio, escogiendo en este caso el material requerido para estudiar, el tiempo límite para hacerlo y la metodología a llevar a cabo.

 

Aquí te recomendamos hacer un listado con todas las actividades a realizar durante la sesión de estudio, ordenándolas según su prioridad o conveniencia.

 

Al ver todo organizado en tu sesión de estudio y conforme vayas adelantando las tareas pendientes, sin duda te sentirás mucho más motivado para estudiar.

 


Establecer objetivos o metas


Sin duda, una de las recomendaciones a la hora de estudiar, es establecer metas u objetivos que nos motiven a alcanzarlos.

 

De esta forma, hasta que no cumplamos nuestras metas propuestas, no podemos culminar nuestra sección de estudios, sirviendo esto como una motivación adicional.

 


No hagas lo más sencillo primero


Normalmente, al momento de sentarnos a estudiar, comenzamos a resolver lo más sencillo y vamos dejando lo más complicado para el final.

Esto no es una buena idea ya que, al iniciar la sesión de estudio es cuando una mayor energía, pero con el transcurrir de los minutos y las horas, nos vamos cansando y agotando mental y físicamente.

 

Por lo tanto, seremos más eficiente cuando tengamos una mayor cantidad de energía y es allí cuando debemos aprovechar para resolver aquellos temas más complicados y dejar los más sencillos para el final (cuando estemos un poco más cansados).

 


Evitar todo tipo de distracciones


Es muy común que cuando nos decidimos a estudiar, tengamos a nuestro lado un teléfono móvil, música, ordenador con internet, televisión, nuestras amistades y otras cosas que pueden distraernos de nuestra sesión de estudios.

 

Toda esta distracción hace que nuestra mente no se concentre adecuadamente en los estudios y perdemos de esta forma la motivación, tardando más en culminar la sesión de estudio e incluso no cumpliremos con los objetivos propuestos.

 


Tomar un break o descanso


Después de un largo rato en nuestra sección de estudio, es aconsejable tomarse un cierto tiempo de descanso para que nuestra mente y cuerpo se recuperen y podamos continuar con nuestros estudios.

 

Pero, este tiempo de descanso debe ser muy breve, para que de esta forma no perdamos la motivación de seguir con nuestra sesión y dejemos las tareas para otro día.

 

Lo recomendable es tomar un pequeño descanso de unos 15 minutos, cuando observemos que la fatiga se está apoderando de nosotros. 

 

Aprovecha ese momento para caminar un poco, beber o comer algo, y luego siéntate y continúa con la sesión de estudio hasta culminar la meta del día.

 


Date una recompensa tú mismo (a)


Después de culminada la sesión de trabajo o de estudio, si consideras que cumpliste con los objetivos propuestos, puedes premiarte con ciertas recompensas que te servirán como motivación para el día siguiente.

 

Por ejemplo, puedes ir a tomar un helado, salir al centro comercial, distraerte con los amigos o pasar un rato en los videojuegos o redes sociales.

 

En resumen, la motivación para estudiar es algo que no puede discutirse, ya que obligatoriamente debes tenerla para que la sesión de estudio sea muy provechosa y puedas cumplir con todas tus metas y obtener nuevos conocimientos.

Tus comentarios y sugerencias son muy importantes para nosotros y siempre los tenemos en cuenta, así que escríbenos cuando quieras.  Observa más artículos interesantes en https://www.tecnoeducacion.info   

 

Con la tecnología de Blogger.
Uso cookies para darte un mejor servicio.
Mi sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más