Tecnología y Educación Teléfonos celulares y el Aula de clase - TecnoEducación

Header Ads

Teléfonos celulares y el Aula de clase


A finales de la década de 1990, los teléfonos celulares comenzaron a ser muy comunes en las escuelas. Se volvieron más pequeños, digitales y más baratos de usar.

Teléfonos celulares y el Aula de clase


Los mensajes de texto resultaron ser tan populares como el correo electrónico y fueron una forma de que los niños se comunicaran sin que nadie los escuchara. Sin embargo, a medida que más estudiantes comenzaron a desconectar los teléfonos de sus padres, los teléfonos comenzaron a causar interrupciones en el aula.

Fue fácil para las escuelas prohibir el uso y la posesión de teléfonos celulares. No había justificación para que los estudiantes los tuvieran.

El 11 de septiembre de 2001, la visión estadounidense de la seguridad cambió y parece que las reglas con respecto a los teléfonos celulares en las escuelas también tuvieron que cambiar.

Muchos padres que previamente estuvieron de acuerdo con la decisión de las escuelas de prohibir los teléfonos celulares cambiaron su postura: sus hijos podrían contactarlos si ocurriera otro acto de terrorismo. En este punto, los funcionarios escolares tenían que tomar una decisión difícil: si los teléfonos celulares estaban prohibidos y surgía una situación de emergencia, ¿quién podría ser responsable? La prohibición fue relajada. Los teléfonos celulares no fueron alentados exactamente, pero la administración hizo la vista gorda ante la posesión de ellos.

Aquí es donde surge la controversia

¿Deberían prohibirse por completo los teléfonos celulares o debería permitirse que los estudiantes los usen? ¿Dónde trazan la línea los educadores? Estos son algunos de los problemas que ha planteado el uso del teléfono celular por parte de los estudiantes:

  • ¿Tiene la escuela el derecho de quitarles los teléfonos celulares a los estudiantes?
  • ¿Cuándo es apropiado el uso del teléfono celular por parte de los estudiantes?
  • ¿Los teléfonos celulares fomentan el tráfico de drogas y las actividades relacionadas con pandillas?
  • ¿Cuánto tiempo de clase debe desperdiciarse cuando se roba el teléfono celular de un estudiante?
  • ¿Deberían permitirse los teléfonos con cámara?
  • ¿Ha habido emergencias en las cuales el teléfono celular de un estudiante ha sido el salvador?


En esta gran era de la tecnología, no hay duda de que el teléfono celular es una gran conveniencia, pero se ha convertido en una interrupción para el entorno educativo.
Los padres y los maestros deben encontrar una manera de establecer políticas que sean justas para todos los interesados, que aborden los problemas que el uso del teléfono celular ha traído al aula.

Desde un punto de vista personal, cuando me gradué de la escuela secundaria, solo los niños ricos comenzaban a obtener teléfonos celulares, y eran los grandes teléfonos Motorola Brick. No puedo imaginar un mundo en el que cada estudiante tenga un teléfono celular en la sala de clase, y tampoco puedo imaginar los problemas que causan a los maestros.

Me imagino un cajón de escritorio lleno de teléfonos celulares confiscados y padres quejumbrosos. Sin embargo, al mismo tiempo, creo que es importante que los niños puedan comunicarse con sus padres de manera rápida y eficiente, y viceversa.

Los niños que tienen teléfonos celulares pueden tener sus desventajas, pero los aspectos positivos superarán las desventajas... incluso si apenas.

Interesante debate, ¿Qué piensa Usted?, puede dejar sus comentarios y experiencias




Con la tecnología de Blogger.
Uso cookies para darte un mejor servicio.
Mi sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más